miércoles, 22 de febrero de 2017

LAS CUCARACHAS DEL FIN DE CICLO... ¡OTRA VEZ!

La memoria de las cucarachas es corta, muy corta. Pero a ellas les da igual, porque pululan por cualquier cañería sucia, y solamente aparecen con los vapores más hediondos. En esto del fútbol las ves salir cuando la cosa pinta mal, para gritar al mundo que “ya lo veníamos diciendo”.  Se amontonan desde ni me acuerdo cuándo, para profetizar el fin de ciclo blugrana cada par de añitos. Las merengues porque no acaban con el imperio del Barça de Messi ni trincando Champions por la cara, y las culés porque necesitan que la realidad se adapte a sus profecías. Parece que las has fumigado a todas con el Cucal del triplete + doblete consecutivos, pero siguen ahí, dispuestas a sacar sus repulsivas cabezas para participar del aquelarre que llevan esperando tanto tiempo. 

No soy yo quien ha mirado a otro lado ante las groserías tácticas de Luis Enrique, incluido el año del triplete, cuando la M + la SN le libraron de la penitencia que se estaba ganando a pulso con rotaciones estúpidas, y sobre todo ninguneando a Xavi. Pero no vale babear de éxtasis cuando la pegada se impone al estilo dominador, y llorar cuando te das cuenta de que ciscarte en el sistema mejor parido de la historia del fútbol es el peor negocio de tu vida. Porque en esa historia no entran los ganadores por el hecho de serlo. Una Champions como las últimas del Madrid cabe en una línea de un informe estadístico. Sobre las del Barça de Guardiola se escribieron tesis doctorales. Pero da igual lo que yo diga. El mundo del fútbol siempre se dividirá entre Bilardos y Menottis, entre Mourinhos y Guardiolas, entre el músculo y el arte… Allá cada uno con sus gustos. Pero lo peor son esas sabandijas, con y sin pluma en la mano, alineados en los dos bandos, según sople el aire.

jueves, 16 de febrero de 2017

EL FÚTBOL NO PERDONA AL BARÇA EN PARÍS

Partidazo del PSG
Sucedió una noche en París. Pero ojalá hubiera ocurrido antes. Ante la Real, o el Betis, o el propio Athletic o Atlético de Madrid en Copa. Sólo una buena hostia con la mano abierta te despierta del letargo para que no oses volverte ocioso por el mero hecho de ir ganando puntos inmerecidos porque existe Messi. El Barça no es el Real Madrid, aunque esta temporada nos haya faltado al respeto con varios partidos/bazofia dignos del equipo blanco. No señor, ¡el Barça no es el Madrid! Para empezar, nunca goza de sorteos bondadosos, sino que siempre lidia en octavos y cuartos con equipos que pueden darte un susto del copón si no das la talla. Y para seguir, siempre es cruelmente penalizado cuando juega mal, y por supuesto no puede aspirar a un rescate arbitral ni por el forro. Y sinceramente creo que, a la larga, es mejor así. Porque el fanático sólo busca ganar "como sea". Y ganar jugando de puta pena y/o con trampas me produce acidez. Si cualquier aficionado culé no daba crédito al repaso del PSG, ¿os imagináis a un Barça jugando así habitualmente y ganando a lo tonto modorro? ¿Cómo hay tanta gente dispuesta a gozar con esas injusticias e incluso a scar pecho?.. Yo desde luego no, ni de coña.Y lo digo el día que ha habido dos noticias inauditas: el Madrid ha ganao merecidamente al Nápoles, y lo que es más sorprendente aún. ¡CR7 ha hecho un regate! Lo juro. Eso sí, Casemiro alucina repartiendo hostias gratis a rivales que además ven amarillas por sus piscinazos descaraos.

Repaso táctico impropio en profesionales
Dicho esto, toca la autocrítica. Sabéis que me dan alergia los profetas cenizos culés. Los hay a miles. Pero yo mismo, tras algunas victorias sobre el alambre, he ido denunciando que Luis Enrique se está cargando el estilo que dominó el mundo. Puede que el Betis te falle 4 goles cantaos. Pero cualquiera de las bolitas que le sale al Barça en Champions está envenenada, y eso significa: "prohibido tener un día tonto". Y resulta que Lucho lleva una empanada descomunal que le ha hecho creer que perder el control del juego sale gratis en puntos y en prestigio, cuando eso es algo que al Barça le sale a precio de oro. Siempre.

jueves, 9 de febrero de 2017

EL PEOR BARÇA... PERO CON MESSI

El Barcelona lleva unas semanas firmando partidos tan lamentables, que ni me acordaba yo de semejante ordinariez. Lo de pasar las semis ante el Atleti de forma tan inmerecida me reafirma en mis más profundas convicciones, que se pueden resumir en el hecho de que llevo fatal que se incumpla la única máxima que me interesa en cualquier deporte: "Que gane el mejor". No me produce la más mínima satisfacción ganar así, y por supuesto si el Barça jugase a este infranivel, no perdería ni un minuto de mi tiempo en contemplar semejante espectáculo, y me limitaría a ver las jugadas del extraterrestre Messi en los resúmenes de cada partido, que ese es el que ha ganado la eliminatoria, para variar. Seguimos viendo al mejor de la historia. Y nos lo recuerda cada partido.

Cuando no están dos de estos tres, Lucho patina total
El partido de vuelta de estas semis lo he visto cientos de veces, pero al Real Madrid, no al Barça. Los ronceros de este mundo se han habituado a ganar jugando como el culo y con ayudas arbitrales. Pero ganar así desprestigia, por mucho sicario que monte loas artificiales. Lo que pasa es que el Barcelona nunca estuvo en esa onda, gracias a los ET que siempre habitan en el Camp Nou, y al tiki taka sobre el que se fundó un Imperio Universal desde que aterrizó Cruyff como entrenador. Por eso lleva el Barça décadas sometiendo a los rivales y jugando en campo contrario. Un partido malo del Barça ha sido siempre el típico en el que los de arriba no abren la lata y el rival te pilla en alguna contra o en un balón parao y te empata o, en poquitas ocasiones, te gana. Pero últimamente, como Lucho no da con una tecla alternativa a Busquets e Iniesta ni por aproximación, ni tampoco tiene soluciones tácticas al pressing alto, asistimos anonadados a un juego burdo, aculaos en el área, sin control, y con nula creación de fútbol colectivo. Resultado: aun ganando, se pierde prestigio a borbotones. 

.............Translate, Tradurre , Übersetzen, Traduire, Traduzir, переводить

REFLEXIONES DESDE EL EBRO

Fui futbolista de vocación, que no de profesión. y ahora me gusta analizar el fútbol actual y polemizar o compartir opiniones con la gente que estudia este deporte

Mis artículos más leídos


Atardecer en Zaragoza

Datos personales