martes, 21 de junio de 2011

“LAS CUATRO CARAS DE IKER”


  Que Iker Casillas es un mito del fútbol mundial resulta más que evidente. Pero  hete aquí que el muchacho tiene 4 caras, dos como portero y otras dos como persona. Y ahora que ya parece estar por encima del bien y del mal, pues me parece aconsejable analizar a este tío que no sé si es lo que parece, o parece lo que no es.


Érase una vez un chaval al que fueron a buscar al Instituto para hacerle viajar con el primer equipo del Real Madrid. Nadie puede dudar de que si llaman a un niño de 15 años porque los porteros del primer equipo se han lesionado, será porque el chaval es un fenómeno. De hecho Casillas fue campeón del Mundo juvenil y debutó jovencísimo en el Madrid, quitándole el puesto a Illgner. Era tan joven y tan  inseguro con los pies, que no se atrevía ni a  sacar de puerta, lo cual hacía Hierro por él.

Pero a partir de ahí, la historia cambia bastante. A saber. Tras sus primeras actuaciones en el Madrid, Del Bosque lo relegó a suplente de César….Y lo realmente increíble e irrepetible fue lo que pasó en esa temporada 1999-2000. En el corto plazo de unas semanas acaecen dos lesiones que ya son parte de la historia de un tipo con tan abrumadora suerte que a mí incluso me da “yuyu” a veces.

Lesión 1- César cae en la 2ª parte de la Final de Champions contra el Leverkussen, e Iker para lo imparable en esos minutos en los que un Madrid que ni siquiera debió pasar a octavos, estaba debajo del larguero y permitiendo incluso remates…del portero contrario. Las paradas eran de puros reflejos, de portero de balonmano, resolviendo, muchas veces con los pies, un taquigol tras otro.  Y ahí lo tenemos…de reserva a Campeón de Europa, en cuestión de minutos, y como gran protagonista de la hazaña…Bueno, digamos que eso puede pasar pocas veces, pero puede pasar.

Lesión 2- En esta ya me rindo. Porque si lo anterior puede pasar, que el mismo tipo al que le ha caído la lotería en Champions vea unas semanas después como el portero titular indiscutible de España, Santi Cañizares, se lesiona ¡en el cuarto de baño! y le deja vía libre a Iker para ser titular de la selección ¡en el Mundial de Corea!, eso ya es para pensar que el pajarito no tiene una flor, sino los jardines del Retiro y de Aranjuez en el culo.

Porque es buenísimo sin duda, pero me resulta sorprendente que haya llegado a ser el mejor del mundo un tipo que incluso hoy no da sensación de mandar en el área porque por alto jamás ha ido bien. Que atrapa pocos balones y rechaza la mayoría. Que, como no sale bien, se queda debajo del travesaño. Pero aunque eso sea lo contrario a lo que debe hacer un gran portero, el tipo cuando está en racha se convierte en un frontón capaz de rechazar cualquier misil con una rapidez de reflejos que asusta…y cuando no las para él…las paran los postes (puede que tenga el record mundial)…y cuando ya no queda otra que recibir el gol, el delantero puede fallar sin él en la puerta y desde la misma raya de gol, y si no que le pregunten a Fernandito Torres y a tantos otros...O que le pregunten a Robben como, tras engañarle totalmente y ya vencido en el suelo, el balón le da en la puntita del pie lo suficiente para hacerle perder el Mundial de Sudáfrica…

En resumen, como portero he visto varios con mejores fundamentos, pero hay una combinación de reflejos y suerte que es sobrecogedora en este chico, y sobre todo, que le hace protagonizar milagros en los momentos más importantes de la vida futbolística de un jugador, de un Club y de una Selección. Yo le definiría como “El Gato con Chepa”, y gracias a que lo tenemos, que si no ni Mundial, ni Europeo, ni leches.

Pero, ¿y cómo persona?. Siempre ha sido “el yerno ideal”, el “novio ideal”, un tipo encantador que viaja haciendo buenas obras, alguien cuasi perfecto. Esa es la cara A, pero sobre todo Iker tiene “el ángel” suficiente para que nadie le critique nada.

Por ejemplo, sus evidentes malas formas en el campo…hacia sus propios compañeros. Yo no he visto un portero que haga gestos más inapropiados hacia sus defensas que este. Casi siempre que encaja un gol tiene que hacer el paripé de culpar a alguien. Gestos de ¡qué desastre sois!, ¡así no hay manera!...etc, acompañados de broncas hacia ellos desde que es capitán, son de muy mal gusto, y de muy mal colega. ¿Porqué se le ha pasado siempre por alto?. Alguien debería haberle mandado a escardar cebollinos hace años para que jamás lo repitiera, pero me temo que es tarde porque su historial lo encumbra y, últimamente, ya va pasado de vueltas.

Y el colmo fueron los clásicos. El primero ya “chivó” a los medios un supuesto rifi rafe con Piqué porque la Liga había volado otra vez. Como el segundo fue la Copa y ganó, pues Iker contento y “to er mundo er güeno”. Pero cuando el Barça, para variar, les toreó como acostumbra en la Champions, salió lo peorcito del caballero, que se mostró mal educado, rastrero, rencoroso, mal perdedor, envidioso y, en resumen…Mourinhizado.

El nene “intocable” estiró el ridículo intentando predicar que la eliminación era por el árbitro cuando no tiraron apenas a puerta en dos partidos, ni olieron la bola, y solo él salvó de otro sonrojo mayúsculo a su equipo y al madridismo…¿Tan torpe es que no imaginaba que la exhibición de Wembley le dejaría a él y al resto de fans de Mou como estúpidos ante el mundo? ¿Se puede ser más creído que este personaje declarando que “el Real Madrid también le habría ganado al Manchester la Final”?   ¿Con quién ha empatado el Madrid en Europa desde hace 9 años?  ¿Ante quién ha dado una lección de fútbol que despierte la admiración mundial en los años que lleva jugando él? ¿Quiere comparar Iker la última década del Manchester y la del Madrid? ¿Se cree que porque la prensa lechera repita mil veces que el Madrid es el 2ª mejor del mundo eso es así, por llegar a semis una vez en 8 años? Ja , ja..y requeteja.

Pues bien, como el novio de la Carbonero no debía tener suficiente empanada mental, pues ahora va y larga que el estilo de la Roja lo inventó Luis Aragonés y no el Barça…y que cuando se ganó la Eurocopa era el Madrid quien predominaba….Uy que me parto de risa, que me da algo. Aun ganando la Liga con 18 puntos nadie admiraba el juego del Madrid. Porque ni predominio ni leches. Docenas de partidos superado por los contrarios y agarrado a paradas por decenas del propio Iker y a  la puñetera “eficacia” que cambia un 4-0 en contra por un 0-1 superinjusti a favor una y otra vez, disimulando las miserias de ese equipo que dejó de ser referencia de nada hace décadas, y si no que me presenten la Escuela de fútbol del Madrid, el estilo que le diferencia….no sigo porque por ahí no hay NADA.